jueves, 22 de marzo de 2012

Romería en la Avenida del Cantábrico


             A principios del siglo XX las romerías eran una de las pocas diversiones con las que disfrutaban aquellas gentes. Se celebraban en los días de las fiestas y cuando se hacían inauguraciones. Una de ellas se celebró en la Avenida del Cantábrico con motivo de su apertura. Se había edificado la estación del Ferrocarril del Cantábrico y faltaba construir los accesos. El potentado Demetrio Herrero Boigas había cedido, en 1906, los terrenos para hacer una amplia avenida. A la sociedad del Ferrocarril le correspondió la plaza y ya solo faltaba una acera para acceder a la estación. Florencio Ceruti y Castañeda, barón de Peramola y Peracolls será el que la construya cuando ocupó la alcaldía de Torrelavega. Se estaba configurando el centro de la ciudad.