viernes, 8 de febrero de 2013

Pedro Compostizo Fernández (1877-1962), industrial vinatero



Pedro Compostizo Fernández (1877-1962) aunque nace en la calle Tantín de Santander el día primero de junio de 1877, desarrolla toda su vida laboral en Torrelavega. Es el hijo primogénito de 10 hermanos del matrimonio formado por Adolfo Compostizo Gómez (1852-1923) y Lucia Fernández de la Regata Gonzalez-Castañeda. Su padre, de profesión sastre, había nacido en Santander el día 20 de agosto de 1852. Era hijo de Manuel Compostizo Romero, natural de Setién y de Josefa Gómez Barón, nacida en Agüero; y nieto de José Compostizo Bolívar y de Josefa Romero Vélez. La madre de Pedro Compostizo Fernández, Lucía Fernández de la Regata Castañeda (sic) (1850-1918), había nacido en Polanco, el día 6 de julio de 1850. "Fue una dama distinguida, de la sana aristocracia de Cantabria; contribuía personalmente tanto a  las obras apostólicas de su marido, como a la asistencia de los necesitados con la aportación personal. Era extraordinariamente religiosa, muy conocida en ambientes clericales. Los padres de Pedro Compostizo Fernández se casaron en Santander el día 29 de noviembre de 1876. El matrimonio vivirá en la calle Tantín y en la calle Concordia. Tendrán diez hijos siendo Pedro Compostizo Fernández, como hemos dicho el mayor: Pedro, Ana, Concha, Luis, María, Luz, Adolfo, Rosario, Jesús y Manuela. Lucia Fernández de la Regata falleció en Santander el 17 de febrero de 1918.


 Pedro Compostizo cursó estudios administrativos y de contabilidad que le van a servir, más adelante, para encontrar su primer empleo y que, posteriormente, los aplicará  en la gestión y desarrollo de su negocio. Siendo joven quiso explorar nuevas oportunidades y viajó a Cuba a casa de su tío, hermano de su madre, Manuel Fernández de la Regata (Castañeda). No le debió gustar mucho lo que allí divisó porque volvió más rápidamente de lo esperado. Comenzó a trabajar cuando contaba dieciséis años coincidiendo con la explosión del vapor Cabo Machichaco en 1893, hecho que nunca olvidará y siempre tendrá presente. A los veintidós años, en 1899, se casa con Amelia González García (1877-1954), oriunda de Cabezón de la Sal, en la iglesia de la Compañía de Jesús  de Santander. Nacerán del matrimonio cinco hijos, uno en Santander, Amelia (1900-1986), y los restantes ya en Torrelavega: Pedro (1902-1995), Belén (1905-1962), Luis (1906-1999),  y Manuel (1910-2003).
Cuando contaba 24 años, en 1901, se traslada a vivir a Torrelavega. Lo hace a un piso de la comercial calle de la Consolación. Más adelante se mudará a Sierrapando donde nacerán sus hijos Belén y Luis. Sus cambios de domicilio acaban cuando construyen una casa en la Avenida Miguel Primo de Rivera (La Llama) esquina con la calle Carrera en 1918 donde instala también su empresa. En Torrelavega trabaja, antes de abrir su negocio, “como viajante” y más adelante como contable en una empresa vinícola en donde aprende el negocio de los vinos, decidiendo más adelante fundar su propia empresa en la calle Julián Ceballos. Pedro Compostizo Fernández era una persona inteligente de carácter fuerte y muy serio en el trato. Apasionado de la lectura, estaba suscrito a varias editoriales. Por su formación y creencias religiosas era una persona muy caritativa siempre dispuesta a ayudar a los necesitados, tanto conocidos como desconocidos a los que socorría con donativos. De ideología liberal y de ideas republicanas era amigo de Alejandro Lerroux. Este industrial del sector vinícola formó parte de la Justa Directiva de la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega en marzo de 1921. Fallece en la capital del Besaya el día 28 de septiembre de 1962. Su cuerpo está enterrado en el cementerio de Geloria en la Llama de Torrelavega.
Para más información ver la biografía que sobre Pedro Compostizo Fernández contiene el libro  "Los comiemzos de la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega" que ha publicado el autor de este blog.