sábado, 7 de septiembre de 2013

Pelayo Moreno Martínez de Pinillos (1878-1917), comerciante y fundador de Las 3 BBB





En el primer tercio del siglo XIX, la real villa de Torrecilla en Cameros, regada por el rio Iregua, estaba situada “a seis leguas de Logroño y contaba con tres parroquias y una bella torre. Habitaban, en 1850 y en este lugar, 495 vecinos y 1.961 almas. Destacaba por contar con grandes rebaños de ovejas merinas, lo que originó la existencia de importantes fábricas de paños. Torrecilla en Cameros era una villa rica.
            En este lugar nació Pelayo Moreno Martínez de Pinillos (1878-1917), que más adelante, pensamos que en 1906, funda el célebre negocio, situado en la calle del Comercio de Torrelavega, Las Tres B.B.B. Por lo tanto, estamos ante un “torrecillano” que promueve un comercio textil en la ciudad del Besaya.
            Pelayo Moreno Martínez de Pinillos había nacido el 26 de junio de 1878. Era hijo de Lorenzo Moreno Rueda, que llegó a ser en 1912 “Administrador Principal de Correos de la provincia de Vizcaya” y de Rosa Martínez de Pinillos, ambos naturales de Torrecilla en Cameros. El abuelo paterno de nuestro comerciante, Hermenegildo Moreno Elgueta, había nacido en la villa logroñesa, el día 13 de abril de 1828. Se va a casar con Paula de la Rueda Laguna, un año y unos meses mayor que él. De profesión labrador, era un colono que trabajaba las tierras que previamente arrendaba. Del matrimonio nacerán cuatro hijos, Juana, Isidra, Julia y Lorenzo Moreno Rueda, padre de nuestro comerciante.
            El abuelo materno de Pelayo, Alfonso Martínez de Pinillos y González era lo que se denominaba una persona adinerada. Había nacido el 13 de agosto de 1820 y era uno de los hijos del matrimonio formado entre Francisco Martínez de Pinillos y Simona González Segura. Ejerció varios años como secretario del ayuntamiento de Torrecilla en Cameros. Creó, junto a tres socios, una sociedad para la explotación de las aguas minero-medicinales de “Riva de los Baños”. Esta devoción por los negocios la había heredado de su padre Francisco Martínez de Pinillos, bisabuelo de Pelayo, que era el propietario de 1/6 de la fábrica de paños enclavada en Revilla, junto a la desembocadura del río de Ricote en Torrecilla. Como vemos, la relación con los paños de Pelayo Moreno Martínez de Pinillos le viene de lejos.
            Lorenzo Moreno Rueda, padre del comerciante Pelayo Moreno, había nacido el día 14 de noviembre de 1853. Trabaja como escribiente y vive con sus padres, en el número 27 de la calle Mayor de Torrecilla en Cameros. Pasan los años y Lorenzo Moreno Rueda contrae matrimonio, en 1877, con Rosa (Lucia) Martínez de Pinillos Moreno, dos años más joven que él.
          Con el declive económico de la villa de Torrecilla por la desaparición en 1890 de las principales fábricas de paños la familia Moreno Rueda abandona Torrecilla en Cameros cuando Pelayo Moreno Martínez de Pinillos contaba doce años y su padre treinta y siete. Pensamos, aunque no lo podemos probar, que abandonan la provincia de Logroño y se trasladan a vivir a la de Santander, antes de que a Lorenzo Moreno Rueda le hagan, en 1912, “Administrador Principal de Correos de la provincia de Vizcaya”. En la capital de la provincia de La Montaña entran en contacto con Jaime Ribalaygua que había fundado, en 1850, un comercio en el número siete de la calle La Blanca, llamada Las 3 B.B.B. donde el joven Pelayo Moreno, no es descabellado pensarlo, aprende el “oficio” hasta que en 1906, con 28 años funda en Torrelavega, una tienda con el mismo nombre: Las 3 B.B.B.
           Siendo todavía joven, nuestro comerciante llega a Torrelavega y se casa con Concepción Alonso Gutiérrez (1877-1943), que había nacido en Torrelavega y era hija de Ángel Alonso y de Gumersinda Gutiérrez, los dos de la ciudad de los Garcilaso. La ceremonia, que oficia Pablo Sánchez, se celebra en la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, el día 2 de septiembre de 1901. Vivía el matrimonio en un piso de la calle del Comercio, en el número 20. Tuvieron seis hijos: Concepción, Carlos, César, José Luis, Amparo y Mª del Carmen Moreno Alonso.
            En los primeros años del siglo XX nace en Torrelavega un nuevo comercio dedicado a “Tejidos y Novedades”. Estaba situado en la céntrica calle del Comercio y eran sus mentores el matrimonio formado por Pelayo Moreno Martínez de Pinillos y Concepción Alonso Gutiérrez. La tienda, como se decía entonces al referirse a los establecimientos comerciales, se denominaba Las Tres BBB. Se llamaba así atendiendo, a lo que parece, a un marketing comercial agresivo. Las iniciales respondían a un lema llamativo, corto, sonoro y muy significativo de “Bueno, Bonito y Barato”.
            Este acreditado comerciante participa, junto a otros, en las reuniones que se celebran, en la primavera de 1912, donde se comienza a hablar de la conveniencia de crear una institución en Torrelavega que defienda sus intereses de los comerciantes. Es uno de los escogidos para formar parte de la decisiva “comisión de comerciantes” que se creó en otoño del mismo año para estudiar la viabilidad de ese emblemático proyecto. La comisión de comerciantes quedó formada por las siguientes personas: Isidro Díaz-Bustamante Blanco; César Campuzano Ruiz; Fidel Ramón Palacio; Julián Urbina Alegre; Lorenzo Sánchez Alonso; Angel Achútegui y Pelayo Moreno Martínez de Pinillos. Acude, el día 21 de febrero de 1913, al despacho del notario de Torrelavega Mariano Muñoz Castaño para avalar todos los gastos generados en los presupuestos anuales de la Cámara de Comercio que no quedaban amparados por los ingresos y que era una condición impuesta desde Madrid demostrando su “portuguesismo”. Era lo que se denominó la “Escritura de compromiso”. Más adelante es elegido por el alcalde,  Florencio Ceruti Castañeda, para formar parte de la Junta provisional de la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega.
            Con tan solo 38 años y toda una vida por delante, fallece en Torrelavega el día 3 de noviembre de 1917 después de una inoportuna enfermedad. Debido a esta desgracia, su mujer, Concepción Alonso Gutiérrez, tuvo que liderar un comercio que ya por entonces brillaba por su pujanza, innovación y número de transacciones.
El comercio siguió su andadura y Concepción Alonso Gutiérrez viuda y con familia numerosa fortalece y desarrolla el proyecto que había comenzado con su marido. Sin temblarle el pulso, transforma su negocio empujada por las nuevas tendencias. Entra en contacto con grandes distribuidoras de Madrid y Barcelona, de los que se surte de las últimas novedades. La guerra incivil, la postguerra y una enfermedad irreversible terminan con la idea de un negocio que había surgido posiblemente hace más de cien años entre las ovejas merinas y las fábricas de paños en una villa a 49 leguas de Torrelavega, en Torrecilla en Cameros. Concepción Alonso Gutiérrez muere a los 66 años en esta ciudad veintiséis años después que su marido, el día 22 de octubre de 1943. Los dos están enterrados en el mismo sitio y lugar, en el camposanto de Geloria en la Llama de Torrelavega.




Para más información ver la biografía que sobre Pelayo Moreno Martínez de Pinillos contiene el libro  "Los comienzos  de la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega" que ha publicado el autor de este blog.