viernes, 27 de diciembre de 2013

Gervasio Herrero González (1845-1910), comerciante y alcalde



              Nunca pensaron  los antepasados de Gervasio Herrero González, labradores del lugar de Tezanos, que trescientos años después un descendiente suyo llegará a ser un acreditado comerciante y alcalde de Torrelavega. Su tatarabuelo Felipe Herrero que había nacido en Tezanos en los primeros años de 1700 se casó con Manuela Sañudo. De este matrimonio nacerá entre otros, Andrés Herrero Sañudo (1751-1847), su bisabuelo. Este contrae matrimonio en Selaya  el día 26 de mayo de 1769, con Manuela Pelayo. De esta unión nacerá en 1780 y en Tezanos Narciso Herrero Pelayo, el abuelo paterno de nuestro comerciante.
            Narciso Herrero Pelayo, viudo de María Abascal, se casa en segundas nupcias en Selaya, el día 18 de abril de 1807 con Juana Diego, que también era viuda, y había estado casada con Eugenio Laso. De este matrimonio nacerá el día 8 de febrero de 1817 en Selaya el padre de nuestro comerciante, Juan Herrero Diego. Contrae matrimonio en Selaya el día 16 de enero de 1843 con Feliciana González Carral, la cual había nacido en el mismo lugar el día 7 de mayo de 1822,  y quien será la madre de nuestro biografiado.
            El matrimonio pasa a vivir a Novales y es allí donde nace Gervasio Herrero González (1845-1910). Lo hace el día 18 de julio de 1845 y al día siguiente es bautizado en la iglesia parroquial de Santa María del mismo lugar por el cura Ramón Gómez. Tuvo varios hermanos, entre ellos, Narciso (n. 20 febrero 1848) y Marcos (n. 3 agosto 1849). Pasan los años y Gervasio Herrero se casa el día 15 de diciembre de 1873 en la iglesia de Juan Bautista de Selaya con Manuela Avelina Fernández Abascal. El matrimonio tuvo cuatro hijos: Román Gervasio, Manuel, Francisca y Prudencio.





        Gervasio Herrero González, que pertenecía al Partido Liberal, fue un acreditado comerciante de Torrelavega que ejerció como tal, banquero y alcalde. Ocupó la alcaldía desde el día del 1 de julio de 1889 al 9 de julio de 1901. Sucediendo en el cargo a Joaquín Ruiz de Villa Gonzalez-Campuzano que estuvo cinco años como maximo mandatario. Cinco días después de su cese, tomará posesión en el cargo de alcalde Florencio Ceruti y Castañeda barón de Peramola y Peracolls. Gervasio deja la alcaldía  antes de la inauguración de la actual iglesia de la Asunción. Algunas personas argumentaron que al no profesar la religión católica no podía presidir la apertura de una iglesia.
            Como comerciante destacó con un establecimiento al por mayor de tejidos. También regentó un bar. Su actividad de banquero le llega de la mano del Banco de Santander que se había fundado en 1857. El día 2 de julio de 1901 se establece una delegación del Banco de Santander en Torrelavega. Lo hace en la “Casa de la Banca” que tenía como buen pasiego Gervasio Herrero González. La autorización la realiza el director gerente del Banco de Santander y a partir de ese momento queda establecida una delegación de la Caja de Ahorros que desde 1878 ya funcionaba en el Banco de Santander. La necesidad imperiosa, por solubilidad e higiene, de contar con agua corriente en las casas fue lo que tuvo más trascendencia en su mandato como alcalde. No fue muy partidario de la inversión  que había que hacer para construir la Traída de Aguas de Cohicillos que debía abastecer a Torrelavega. La obra toma cuerpo durante el mandato de Florencio Ceruti y Castañeda cuando accede en 1901 a la alcaldía sustituyendo a nuestro comerciante.
            Gervasio Herrero González muere, ya viudo, a los 65 años “de una traidora pulmonía” en su domicilio de Torrelavega. El fallecimiento se produjo el día primero de abril de 1910 rodeado por sus cuatro hijos y “después de recibir los santos sacramentos”. A las 11 de la mañana del día siguiente, que era sábado, se celebró el entierro al que acudió el “pueblo en masa”. La comitiva partió de su casa en la calle del Comercio hasta concluir en el "cementerio civil de Geloria" donde reposan sus restos. Su esquela apareció publicada en la portada del número 294 del semanario El Heraldo Montañés, correspondiente al jueves 7 de abril, donde su hijo, Román Gervasio Herrero Fernández, era su director.

No confundir a este comerciante con Gervasio Herrero González (1841-1902) con el mismo nombre y los dos primeros apellidos iguales que había nacido en Villanueva de la Peña y era hijo de Valentín Herrero y de Josefa González. Fue abogado y presidente del casino republicano de Torrelavega. Tiene un post anterior en este blog.